Marcos Chacón y su Equilibrio Vital

Existen muchísimas historias y anécdotas cercanas a Marcos Chacón, para no hacer muy largo el cuento vamos con las más personales para nosotros.

Cuando daba clases de guitarra, estando en un ensayo, o en una tarima siempre era impresionante, su energía era brutal, transmitía en todo momento esa pasión por lo que hacía, esa es la energía que lo caracterizaba siempre, incluso a nivel de docencia, Marcos más que enseñar teorías, reglas y ese tipo de cosas técnicas, el buscaba era conectarte con la parte energética de la música, de transmitir ideas, emociones, la expresión, valorar la música como una herramienta de expresión. Otros profesores, con la mejor intención y profesionalismo, te enseñan el tecnicismo para ejecutar el instrumento, cosa que es muy necesaria e importante, y un aprendiz por lo general se concentra en esa intensión de aprender y mejorar a partir de ahí, pero Marcos no, Marcos te llevaba a olvidarte de eso a buscar tu propio sonido, tu propia voz, “exprésate”.

Y no era solo el hazlo, sino que buscaba herramientas para que el aprendiz se saliera de ese claustro, entonces uno de los recursos más usados por él eran los JAMs, él improvisaba con los estudiantes para que vieran lo que estaba haciendo, y para que agarraran como que el tumbao de lo que hacía. De alguna manera era como un espacio bastante noble, abierto para la expresividad, sin límites ni críticas, ni sentirte cohibido, o menos, por el simple hecho de estar al lado de un súper experimentado, un duro de la guitarra y llega un total inexperto a compararse con él. Él quería transmitir la sensación de “mira, somos iguales y simplemente vamos a disfrutar de la música”. Por eso era muy difícil no terminar siendo gran amigo de Marcos, porque era un tipo muy familiar, muy ameno, muy cercano, chistoso.

Obviamente él estaba dando sus clases porque era una fuente de ingresos, pero en su caso nunca transmitió que el dinero fuese su prioridad, en algunos casos los pagos eran intercambios comerciales, o en otros casos no había pagos “pana no te puedo pagar más las clases, estoy quebrado”, y nunca su respuesta fue tipoven cuando tengas plata… jamás, al contrario, él se preocupaba por integrar a quienes estaban en búsqueda de proyectos, incluso en sus proyectos, por eso muchos lo consideramos un gran amigo, sino un gran padre, quienes le conocimos por su música, por compartir proyectos, ser sus estudiantes o por escuchar su música le extrañamos, su personalidad, su carisma, el deseo de hacer de la música el mejor ambiente, para disfrutar.

Influencias e inspiración

Sus influencias eras los grandes guitarristas de los 70s, Hendrix (The Jimi Hendrix Experience), Robert Fripp (King Crimson), Allan Holdsworth (Soft Machine), Eddie Van Halen (Van Halen), eran como que las principales referencias de Marcos, a pesar que, si ibas a su estudio tenia muchísima música de cualquier cantidad de bandas que tu ni sabias que existían, de los 60s, 70s y 80s. Eso se notaba en su forma de tocar, esas influencias estaban en el montón de música que escuchaba.

La profundidad de las letras de Equilibrio Vital, sus mensajes son bastante significativos, sobre todo para los artistas que buscan esa libertad, esa expresividad, salir de las 4 paredes del típico trabajo entre semana y los fines de semana matando tigres. La motivación que generaba Marcos era del tipo “si realmente te gusta la música, si realmente es lo que te gusta, mejor dedícate 100% a eso y cree que lo vas hacer bien, cree que lo vas a lograr”. Esa motivación (palabras literales) para un principiante son más que necesarias, son un oxígeno, ayudan a liberar las destrezas artísticas gracias a su influencia.

Sobre el disco

Su banda de siempre fue Equilibrio Vital, paseándose por el rock progresivo experimental, de tanta calidad que el sello discográfico de origen Francés “MUSEA Records” les brinda el apoyo para grabar un disco, o básicamente reeditar algunas de sus mejores canciones, lamentablemente este proyecto Marcos no lo pudo completar debido a su fallecimiento en el año 2001.

Luego Guillermo González, su amigo de toda la vida, y quien al inicio fuera el bajista de Equilibrio Vital, que en un principio era solo el saxofonista, pero que también toca guitarra, toca la flauta trasversa, canta, compone, tiene una excelente lectura musical, en fin, otro artista de la misma altura de Marcos, él le pudo dar forma al proyecto en años más recientes, y termino grabando ese disco. Guillermo rearmo la banda manteniendo en el bajo al recordado Arnoldo Serga, quien fue el bajista oficial mientras Guillermo se enfoca en otros instrumentos.

Este disco lo iniciaron grabando en Caracas, y era impresionante como Marcos nunca bajaba la calidad de su personalidad. Las canciones ya tenían sus estructuras, pero los solos él los improvisaba, no se los memorizaba, al momento de grabarlos se hacían varias tomas del mismo solo y todas eran una mejor que otra. Eran totalmente impresionante las capacidades que tenía para superarse una y otra vez.

El toque, el tono que salía de lo que ejecutaba en las cuerdas, sobretodo ejecutando los solos, una completa locura, armónico, sonidos ultrasónicos, cuerdas al aire, bending que no esperabas que iban a salir, una rapidez increíble pero no es que basaba su solo en la rapidez sino que sus dedos eran rápidos. Y si eran canciones acústicas también era espectacular. Un músico integral, muy completo, talentoso, no solo era guitarra, componía, cantaba, para esa época él era la voz principal de Equilibrio Vital.

Marcos más que un guitarrista era un artista ecléctico. De hecho, cuando Equilibrio Vital estuvo en su mejor momento, no era solo música, era una empresa artística porque en escena incluía danza, dramatización, pintura, había escultura, había puesta en escena de iluminación, de escenografía, había poesía, declamación, había de todo. Había un grupo de artistas que estaban relacionados a Equilibrio Vital que, aunque no eran parte de la propuesta musical eran parte de la propuesta artística, entonces siempre había un espacio en la puesta en escena para mostrar un cuadro, una escultura, o danzas, o algo a parte de lo musical. Marcos era un personaje inclinado a apoyar artistas, a hacerles entender que si eso es lo que ellos sentían que era el propósito de su vida que lo emprendieran sin miedo. Y esa consigna lo caracterizó toda su vida. Incluso cuando ya la banda no estaba tan activa.

Grabación Equilibrio Vital parte 3 (reedicion Musea 2001). Fuente: www.youtube.com/user/EquilibrioVitalband

Este artículo fue desarrollado gracias a la contribución de Raymond Tiberio y Juan Luis Figueroa.

Facebook: www.facebook.com/equilibriovital

Youtube: www.youtube.com/user/EquilibrioVitalband